Saltar al contenido

Arroz japonés

Cuando pensamos en Japón nos vienen rápidamente a la mente los samurais, el manga, la tecnología y por supuesto, el sushi. Pero el arroz japonés no significa sólo sushi, es mucho más. Se encuentra en centenares de recetas de arroz diferentes y de gran variedad, en productos derivados, como el sake o el mirin, ha permitido el desarrollo de electrodomésticos como las ollas arroceras y ha articulado la vida de la nación debido a la dedicación que requiere su cultivo, lo que se puede ver en los numerosos festivales relacionados que hoy en día se siguen celebrando por todo el país.

Tipos de arroz japonés

El arroz que se produce en todo el mundo se puede clasificar en tres grandes variedades: indica, javanica y japonica.

  • Indica – son todas las variedades de arroz de grano largo. Incluyen gran cantidad de tipos, como el arroz jazmín o el arroz basmati. Este arroz supone en torno al 80% de la producción mundial.
  • Javanica – o arroz de grano medio. Es el arroz redondo consumido comúnmente en occidente. La variedad más conocida es el arroz bomba, producido en Valencia y perfecto para paellas y todo tipo de platos de arroz.
  • Japonica – este tipo de arroz es el producido y consumido de manera mayoritaria en Japón. Se trata de un arroz de grano redondo. Se trata de arroz glutinoso que destaca por su viscosidad y ligero dulzor al ser cocinado al vapor.

Se cultivan actualmente en Japón más de 400 variedades de arroz japonica, aunque sólo unas 20 de esas variedades están disponibles en todo el país. Debemos tener en cuenta que las islas japonesas tienen un clima muy variado, desde la subtropical Okinawa hasta climas extremadamente fríos como el de la isla de Hokkaido, al norte del archipiélago. Esta variedad climática ha obligado a los agricultores japoneses a desarrollar multitud de variedades de arroz acordes con el clima y las características del suelo.

Desde 1956, la variedad más popular es la Koshihikari. Este tipo de arroz fue desarrollado en laboratorio y se ha extendido rápidamente no sólo por Japón, sino también por Estados Unidos o Australia. Sus características principales son su aroma y sabor intensos, los cuales pueden variar dependiendo de la región donde se plante.

Todo un mundo alrededor del arroz

Si se le pregunta a un occidental cuál es el alimento básico de su país las respuestas pueden ser muy variadas. Pan, pasta, patatas, tortillas de trigo o maíz podrían ser las respuestas más comunes, aunque hoy en día también podría no ser extraño considerar al chocolate o incluso la cerveza como alimento básico.

En Japón sin embargo la respuesta sería clara: el arroz.

Este cereal básico en la dieta japonesa no sólo sirve como comida directamente, sino también como materia prima para numerosos alimentos, como el mirin, el vinagre de arroz, el sake o la pasta miso e incluso para dulces deliciosos como el mochi.

Por supuesto que la funcionalidad del arroz es básicamente alimenticia, pero a lo largo de los siglos, esta planta ha moldeado la cultura japonesa. Por ejemplo, en la edad media japonesa, que dura hasta la Era Meiji, el arroz se utilizaba comúnmente como moneda. La medida utilizada era el koku, que equivalía a la cantidad de arroz que se necesitaba para alimentar a una persona adulta durante un año entero, alrededor de 150 kg. El consumo medio actual de arroz en Japón es de 59 kg por persona y año.

En la actualidad la mayoría de las plantaciones de arroz están mecanizadas. En el pasado el cultivo del arroz marcaba la vida cotidiana de toda la sociedad. Debido a su importancia social, el cultivo de esta planta provocó la aparición de numerosas festividades. La mayoría han desaparecido, pero algunas se conservan como el festival Otatue en la región de Kansai, donde los locales, vestidos con trajes vivos colores, celebran el inicio de la campaña del arroz plantando los primeros brotes de arroz en los campos inundados.

La orografía y el paisaje también han modificado ampliamente las islas japonesas. Si realizas un viaje a Japón seguramente viajes en tren por el país. El paisaje principal que podrás observar por tu ventanilla serán los inmensos campos de arroz que durante siglos han ido moldeando el paisaje de este país asiático.

El arroz, elemento básico en la cocina japonesa

Los platos de la gastronomía japonesa que contienen arroz o sus derivados son casi infinitos. El más popular en occidente es quizás el sushi, pero hay muchos más que podrás descubrir en esta web.

El arroz japonés tiene la característica especial de ser ligeramente dulce y pegajoso, por lo que su sabor se mezcla espléndidamente con cualquier tipo de ingrediente que le quieras añadir.

La base de cualquier comida en Japón, incluso el desayuno, es una sopa de miso, un bol de arroz blanco humeante recién cocido y pequeños platos de acompañamiento, como pescado frito, pollo, huevo y verduras cocinadas de diferentes maneras.

Productos derivados del arroz

El arroz no sólo es un alimento, sino que también se utiliza como materia prima para producir otros productos derivados.

El producto más importante producido a base de arroz es el vinagre de arroz. Este vinagre se utiliza como conservante, como aderezo o como elemento sazonador para todo tipo de platos.

Entre los vinagres de arroz destaca el mirin, que realmente es un preparado a base de vinagre y azúcar. El mirin es un ingrediente básico para preparar arroz para sushi o shari, ya que le confiere la pegajosidad necesaria para que las pequeñas piezas de sushi con su pescado encima se mantengan firmes y no se desmenucen.

El sake o vino de arroz fue la bebida nacional japonesa hasta la irrupción de la cerveza en el siglo XIX. Los granos fermentados de arroz y una cuidadosa preparación permiten extraer un licor de sabor muy característico y completamente transparente. Su consumo ha ido decayendo con el tiempo, pero sigue siendo todavía una bebida muy apreciada por los japoneses.

Las galletas de arroz o beika son un alimento tradicional en Japón desde hace siglos. Esta manera de cocinar el arroz permitía su conservación además de su fácil transporte y consumo. Hoy siguen presentes en su cocina como un elemento que habla de un pasado donde la preservación de alimentos no era nada fácil.

El arroz como elemento de belleza

Las mujeres japonesas siempre se han caracterizado por tratar de preservar sus pieles blancas y limpias. Para ello se han apartado tradicionalmente del sol mediante sombreros de paja o incluso sombrillas de papel.

El secreto más importante de su piel fina y blanca es sin embargo el agua de arroz. Simplemente cociendo arroz, se obtiene un agua sobrante que es un material cosmético de alta calidad y 100% natural. Las japonesas han utilizado este agua desde tiempo inmemorial para aplicarlo a sus pieles y mantenerlas jóvenes, limpias, claras y libres de arrugas.

Comprar arroz japonés

Hemos seleccionado los mejores arroces japoneses para que tus platos queden de 10. Éstos son los arroces que de verdad tienen las características que exigen los cocineros japoneses.

Productos relacionados

comprar olla arrocera

Electrodomésticos japoneses

comprar sake

Sake

Comprar jengibre japonés

Jengibre encurtido Gari

Última actualización el 2020-07-28 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados